Vivienda con piscina comunitaria o piscina privada ¿cuál elegir?

shutterstock_1576858927(FILEminimizer)

Cuando estamos frente a una nueva obra residencial o queremos comprar en una, una de las preguntas que mas puede hacerse a uno es en referencia a la piscina, preguntándonos si será rentable tener una piscina privada en casa o mejor disfrutamos de la piscina residencial que compartiremos con nuestros vecinos. Y es que a nivel de costos, responsabilidades y beneficios ambas opciones varían mucho.

Por ejemplo, muchas personas prefieren ahorrarse la responsabilidad y el mantenimiento constante, y dejarlo en manos de la comunidad, para disfrutar de una piscina como parte de las áreas comunes de su nuevo edificio, mientras que otras prefieren de la privacidad y la libertad que brinda una piscina en casa, por no decir del regalo estético que da es este tipo de amenidades.

A continuación, nuestros amigos de Geneop, expertos en obras y reformas, nos ayudan a elaborar una comparación entre una y otra opción para ayudarte a tomar tu decisión. Sigue leyendo y entérate.

Ventajas de una piscina comunitaria

  • Plusvalía. Al adquirir una vivienda en un edificio con piscina, lo cual es mucho mejor que uno que no la tenga, esto le dará más valor tu inmueble con el paso del tiempo y podrás venderlo o alquilarlo a un muy buen precio en un futuro. Al tener espacios comunes que permitan la realización de actividad física y deporte te permitirá darle un mayor cuidado a tu salud y sin excusas.
  • Económico. Será más económico en términos de gastos en mantenimiento de la piscina, ya que implican a la comunidad entera.
  • Social. Este lugar de esparcimiento te permitirá disfrutar de un lugar donde establecer vínculos sociales, ya sea con los mismos integrantes de tu familia, invitados, o los demás vecinos, Así, sobre todo en temporada de verano, tendrás la oportunidad de disfrutar de un momento de ocio, disfrute conexión social sin necesidad de movilizarte de casa o invertir dinero en entradas, eventos, etc.
  • Punto de reuniones. Siguiendo con el punto anterior, una piscina es ideal para disfrutarla con amigos y familia. El jardín y la piscina fomentan las relaciones sociales entre vecinos y mejora las familiares. La piscina es un gran centro de reuniones para pasar largas jornadas al sol y dentro del agua.
  • Desconexión total al regresar del trabajo. Imagina volver del trabajo agobiado y poder terminar el día con un chapuzón en la piscina, desconectando por completo de lo agobiante de la rutina del día a día y del caos y los problemas de la oficina. Es como disfrutar de unas mini vacaciones cuando las necesites y sin necesidad de ir demasiado lejos de casa.
  • Lugar perfecto para los niños. Si tenemos niños en casa, estos serán los que más disfruten de la piscina, sobre todo en los días de verano. Y nosotros también disfrutaremos de tener justo en casa una forma de mantenerlos entretenidos y seguros en los días libres de colegio.
  • Disfruta del clima. Eso aplica al verano que es cuando abren las piscinas comunitarias y podemos ir a disfrutar del clima de sol calor y un cielo perfecto, refrescándonos en nuestra piscina, sin tener que movernos desde casa, y ya sea solos o en compañía.

Inconvenientes de vivir en una comunidad con piscina

  • Mantenimiento

Para mantener en condiciones una piscina comunitaria debes realizar un mantenimiento semanal, mensual e incluso anual para el buen funcionamiento de la piscina, conservar el agua en buen estado y revisar que no haya grietas o fisuras en la piscina, por lo que, aunque no tienes que hacerlo tu, si que te exigirán una cuota de mantenimiento para hacerlo.

  • Descontrol de invitados

Estos espacios comunes que quieren ser disfrutados por todos, sobre todo en las horas de mayor afluencia como las tardes o los fines de semana, suelen prestarse para algo de descontrol. Primero están los horarios que habrá que respetar, sobre todo si son piscinas de aforo reducido, muchas veces deberás reservar y esto se podría volver engorroso y muchas veces podrías tener que enfrentare con un descontrol de parte de los invitados.

Lo normal es que cada propietario tenga un cierto número de invitados permitidos, pero muchos listos quieren saltárselo, perjudicando a otros, además que no siempre suelen tener control sobre los mismos que podrían traer problemas de convivencia al no ser el lugar en el que realmente viven.

  • Cuidado de niños y personas dependientes

Si es verdad que en el caso de los niños, las piscinas son una excelente solución para los días libres del cole durante el verano, peor no por ello quiere decir que los podemos dejar a sus anchas. Debemos acudir con ellos siempre vigilantes de que se encuentren seguros.

Al igual que si por ejemplo, tenemos en casa a un a persona con movilidad reducida que necesite de nosotros para poder disfrutar de la instalación.  En este último caso, podría ser un mayor problema si la piscina no cuenta con las rampas, soportes y accesos necesarios.

Piscina en casa

Ya vimos los pros y contras de la opción de las piscinas comunitarias en nuestro edificio; así que ahora analizaremos las ventajas y desventajas de la opción de las piscinas privadas en casa.

Hoy en día, independiente del estilo de nuestra casa y su disposición, la tecnología en arquitectura nos permite hacer las reformas necesarias para colocar una piscina privada.

Por supuesto, es necesario que tengamos un espacio que podamos habilitar para ello, puede ser en una patio, terraza o azotea, por ejemplo. El resto, todo depende de nuestro ingenio, el diseño y nuestro presupuesto, pudiendo crear piscinas de película, o algunas más sencillas y pequeñas, pero que cumplan con su objetivo final de dar albergue a familiares y amigos durante el calor del verano.

Por ejemplo, en el caso de contar con poco espacio y un presupuesto reducido, puede pensare en piscinas pequeñas, elaboradas en acero inoxidable, que además de ser un excelente material en cuanto estética y mantenimiento, también se mantiene siempre limpio y libre de bacterias.

La instalación tampoco  es un problema, de hecho, es bastante sencillo, solo hay que realizar un estudio técnico para asegurar que el edificio puede soportar la estructura y para poder estructurar la piscina de la forma adecuada para el espacio y el diseño.

A continuación, los expertos en materia de Geneop nos comentan los beneficios y desventajas de esta opción:

Beneficios que te aporta tener una piscina propia

  • Aumenta el valor de vivienda.

Como sucede con los pisos que quedan en edificios con piscina, las viviendas que cuentan con una propia también se revaloran, pudiendo venderse (de ser ese el caso) en muy buen precio.

  • Estilo de vida saludable

Si tener una piscina comunal te ayuda a mantenerte activo y en cuidado de tu salud con ejercicios como la natación, el voleibol, y otros deportes acuáticos, imagina si ya la tienes en casa y no tienes ni que reservar el espacio para usarlo Se tratará de que decidas tener una sesión de ejercicio y te lances a por ello.

  • Espacio de ocio

Te aseguramos que cuando llegue el verano, tu piscina se convertirá en un epicentro de entretenimiento para toda tu familia y amigos. Serán incontables los momentos y reuniones que se darán cita alrededor de la misma, los cumpleaños, celebraciones y días de tardeo en su orilla. Y es que no habrá una mejor forma de pasar los días de calor que refrescándote en tu propia piscina, y en a intimidad y comodidad de tu casa.

  • Disfruta el tiempo en familia

Si los niños aman los edificios con piscina, imagina cuando le digas que tendrán una privada en casa que pueden usar cuando quieran y cuanto quieran.

Tendrán horas de diversión sana asegurada en los días libres de verano y será más fácil para ti cuidarlos y vigilarlos, mientras por ejemplo, trabajas, te ocupas de los quehaceres del hogar, o tu también descansas.

No obstante, te aseguramos que toda la familia, hasta el abuelo y el perro, se les unirán en unos momentos que quedarán para el recuerdo.

  • Aliviar el estrés físico y mental

No hay nada como tener la vista una piscina de agua cristalina y de un diseño atractivo en tu propia casa para sentir inmediatamente un efecto tranquilizante y relajante. Además, imagina terminar de una extenuante sesión de trabajo duro en casa, para quitarte la corbata y lanzarte sin pensarlo a desconectar y dejar fuera los problemas.

  • Intimidad

Quizá, lo mejor de las piscinas en casa son la intimidad que no proporcionan al no tener que abandonar nuestra comodidad para acceder a ella, no tener que compartir con vecinos e invitados extraños y poder decidir nosotros mismos muestras reglas, nuestros horario y demás.

Además piensa que todas las reuniones y eventos que podrás hacer sin restricciones de horarios, reservas o limitaciones en cuanto a invitados.

  • Bajo coste de mantenimiento

Al tratarse de una piscina que solo utilizarás tu y tu familia en determinados momentos, estas se ensuciarán menos y por lo tanto necesitará menos mantenimiento y uno menos exhaustivo que en el caso de las piscinas comunitarias.

Sin embargo, tienes que tomar en cuenta que esto quedará en tus manos siendo tu quien deba hacerse con los productos necesarios y quien deba realizar la tarea.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos