Soluciones para nunca discutir con tu pareja

Soluciones para nunca discutir con tu pareja

Dice un dicho que dos no pelean si uno no quiere. Los que vivimos en pareja sabemos que es complicado. En mi caso, yo lo intentaba. Si mi chica venía con ganas de discutir, no decía nada. Y claro su respuesta era “No piensas decir nada”. “El que calla otorga”. Así que ya comenzábamos la discusión. No era fácil. Por eso, hoy dentro de nuestra sección de consejos queremos dar soluciones para no discutir nunca con tu pareja.

Tareas de casa

Sin duda, el tema de la limpieza es uno de los que más polémica genera en un hogar. Hace años, cuando la sociedad patriarcal invadía España, era habitual que fueran las mujeres las que hicieran las tareas del hogar. Los tiempos, afortunadamente, cambiaron. Y esto ya no es así. Con el paso de los años, las mujeres se incorporaron al mundo laboral y ya trabajaban los dos. En ese momento, surgían los problemas en casa. Yo lo he vivido en mis carnes.

Las dos trabajamos y casi con el mismo horario. Por lo tanto, hay que adaptarse para cuadrarlo. Sobre todo a la hora de hacer la limpieza de la casa. Recuerdo que las broncas eran tremendas porque mi mujer me decía que yo también tenía que hacer las cosas de casa. Al final, la solución fue contratar a una empresa de limpieza. Recuerdo que era Limpiezas Velasco y se encargaba de dejar las casas perfectas. Incluso los ventanales. Así es como solucionamos el problema de la limpieza.

Algo parecido ocurrió con el tema plancha. Yo nunca había planchado nada en mi vida. Siempre lo hizo mi madre. Pero claro, cuando me fui con mi pareja a vivir, tuvimos un problema y gordo. Por mi trabajo tengo que llevar todos los días camisa, por lo que hay que plancharlas. En este caso lo que hicimos fue contratar a una mujer que iba dos horas a casa a planchar. No te haces una idea la de personas que contratan a personas para que les planche. Sin duda, creo que es de las peores tareas del hogar que siempre.

En la comida

En el caso de la comida fue más fácil. Porque como a mi mujer le gusta cocinar, pues ella lo hacía encantada. Ahora bien, ella solo me pidió una cosa: que estuviera con ella durante ese tiempo. Puede parece algo lógico, pero os puedo decir que conozco a muchos amigos que cuando su mujer está cocinando, él se va al salón a ver la televisión. Y solo va cuando su mujer le grita eso tan manido de “a comer o a cenar”.

Otra de las soluciones para no discutir con tu pareja es la de decírselo todo a la cara. El hecho de evitar el conflicto ocultando información también es algo que puede agravar el problema, haciendo que la cadena de mentiras creadas para ocultar eso generan malestar y eventualmente enojos cuando aparecen sorpresas desagradables. Así pues, cuando lo tengas en la boca, suéltalo.

Ni política ni WhatsApp

Nunca, nunca, hay que hablar de política. Está claro que con la que está cayendo en España, cualquier palabra, frase o pensamiento puede ser sacado de contexto. Así pues, si tienes que mentir y dar la razón en algo, hazlo. Una vez que vayas a votar ya cumplirás con tu objetivo.

Una de las cuestiones por las que más se discute en pareja es por los celos. Sobre todo, si es por el móvil y los famosos mensaje de Whatsapp. La solución para no discutir, tenerlo siempre sin sonido, y si tienes amigos que te escriben mucho, lo que tienes que hacer es cambiar los nombres. Es decir si te escribe Mario, ese chico que tanto odia tu chico, pues cámbialo por María. O si te escribe Manuela pues lo cambias por Manolo. Así nadie tendrá un problema.  Y es que el móvil es el principal enemigo de las parejas.

Por último, en una discusión no gana nadie. Nada de tratar de declarar victoria y llevar el trofeo de ganador o ganadora. Lo importante es seguir creciendo como pareja e intentar vivir sin discutir. Aunque es cierto que muchas veces una discusión nunca viene mal. Sobre todo por el tema de la reconciliación.

Deja un comentario