Participar en un rally, un buen regalo para un buen amigo

Participar en un rally, un buen regalo para un buen amigo

En múltiples ocasiones tenemos que hacer regalos, en muchas ocasiones para gente especial, pero en otras muchas, son simplemente compromisos que debemos de cumplir para no quedar mal. En estos casos, en los segundos, casi siempre optamos por una tarjeta regalo o algo de escaso valor para cumplir y no quedar mal, sin embargo, en la gente que se lo merece, o a la que le tenemos una mayor estima, en ellos, si que optamos por invertir más dinero y es que en estos casos, gastar no nos duele, porque sabemos que lo van a agradecer y valorar, tanto si hemos hecho un esfuerzo grande como si no.

En el post de hoy os vamos a proponer una opción diferente, un regalo poco habitual pero que a bien seguro a muchos gustará y sorprenderá, se trata de una participación en un evento deportivo como es un rally. Este tipo de regalos no es muy común, sin embargo, es algo que podemos practicar, tanto el afortunado que lo reciba como nosotros mismos y es que en el coche van dos personas, por lo que podemos celebrar la amistad saliendo a disputar la prueba de casa o la que más nos guste.

En España existe una gran tradición en torno a este deporte, sobretodo en Canarias y en Galicia y es que a esta comunidad se le considera la cuna de este deporte en España. Gran parte de la culpa de esto, la tiene, entre otros, Estanislao “Lalao” Reverter, un piloto ourensano que llevó su ciudad por todo el planeta y que nos dejó creaciones como la de Escudería Ourense, entidad organizadora del Rallye de Ourense y el Alpinche, un Renault Alpine con motor Porsche.

El Renault Alpine-Porsche fue apodado por Lalao Reverter como “Realpor” (acrónimo de Reverter, Alpine y Porsche), sin embargo, más tarde se bautizó como “Alpinche”, el nombre por el que es conocido fuera de Ourense y que más ha calado en la sociedad. Se trata de un vehículo construido por Reverter en su taller de Ourense, mezclando los dos vehículos, la carrocería del Alpine y el motor de Porsche. El vehículo llegó a contar con hasta cuatro evoluciones diferentes, las cuales se iban desarrollando a medida que el coche sufría diferentes accidentes o golpes y en las que Reverter buscó siempre corregir la inestabilidad del eje delantero. Este monstruo fue utilizado en rallys por el propio Reverter, José Pavón y Beny Fernández. Hoy en día, este coche se encuentra en pleno proceso de restauración para devolverlo a la vida y, desde hace unos años, cuenta con una estatua en su honor en pleno centro de la capital ourensana.

Esto hace, que sobretodo en el norte de la península, este regalo se convierta en algo especial, una ocasión única para cumplir el sueño de un amigo y que se puede llevar a cabo, tanto en rallys del certamen nacional como del autonómico, un campeonato que goza con una gran salud en Galicia y que, en su última prueba, sumó las 150 inscripciones que tenía de máximo, en solo cuatro horas.

Este no es un regalo barato ni mucho menos, pero si que es viable si se juntan entre varios amigos para sumar el presupuesto necesario, un dinero en el que empresas que sean de nuestra confianza, siempre nos pueden dar ese plus, que necesitamos para poder alquilar el coche y pagar la inscripción sin mayores problemas. Además, por suerte, en cada una de las provincias de Galicia y del norte de España en general, tenemos diferentes eventos a los que podemos acudir en función de la distancia o de la preferencia que tengamos sobre cada uno de ellos, incluso distinguiendo por su grado de dificultad.

El desplazamiento hasta el evento, un factor a tener en cuenta

A la hora de tener que desplazarnos hasta el evento deportivo debemos tener en cuenta múltiples factores que pasan, entre otros, por el traslado del vehículo de competición hasta el lugar de la prueba, una tarea que con la ayuda de Transportes Cars está solucionada y es que ellos son expertos en traslados de vehículos, por lo que nosotros tan solo nos debemos de preocupar de llegar hasta la localización, que allí ya nos estará esperando el coche.

Deja un comentario