Manteles: un elemento decorativo más en el hogar

Manteles: un elemento decorativo más en el hogar

Pasamos buena parte de nuestra vida intentando encontrar un hogar que satisfaga todas y cada una de nuestras necesidades. Siempre solemos hacer un balance entre el precio que podemos llegar a pagar y elementos como la extensión y la ubicación de la vivienda o el piso. No cabe la menor duda de que acertar en esta decisión es importante y que puede marcar una diferencia muy grande entre lo que es la felicidad y lo que, por otra parte, es llevar una vida normal y en la que tampoco estemos tremendamente alegres.

Elegir bien la vivienda que queremos habitar es lo primero, pero no lo único que necesitamos para garantizar esa felicidad. Una vez que se ha conseguido, toca ver cómo vamos a “diseñar” el interior: qué muebles vamos a elegir, con qué color queremos decorar las paredes, qué tipo de complementos le vamos a proporcionar a la vivienda… Y la verdad es que, quien tenga interés en todo ese tipo de detalles necesita tiempo para elegir lo que quiere y hacerse con ello. Es posible que esto se vaya cumpliendo a largo plazo y que sea imposible conseguir todo lo que sea desea en solo unos días.

En los párrafos que siguen os vamos a hablar de la importancia que tiene un complemento como lo es el mantel para las familias españolas y, en general, para toda la cultura occidental. Su uso depende, por un lado, de la gran tradición que implica comer o cenar juntos, en familia o entre amigos. Por otra parte, su uso también es fruto de la necesidad que tenemos de que no se ensucie la superficie de nuestra mesa. Por lo general, siempre será más fácil incluir el mantel en la lavadora para quitarle las manchas y no tener que estar pendientes de limpiar a fondo la mesa sobre la que lo colocamos día sí y día también.

El mantel también tiene mucho que ver con la decoración. Existen miles de diseños de manteles en España y la verdad es que cada uno encaja con cualquier estilo decorativo que sea susceptible de vestir un hogar. Para los amantes de la decoración, saber elegir un mantel es todo un arte y, desde luego, no queda en manos del azar. Son muchas las personas que se encuentran en esa tesitura y para las que es importante saber encontrar el mantel adecuado.

Una de las tendencias que estamos observando en los últimos años en España en lo que tiene que ver con la elección de los manteles es que están ganando muchos enteros los resinados, que tienen la gran virtud de que evitan las manchas. Se trata de una de las modas que está causando sensación y que domina de un modo amplio el mercado de un tiempo a esta parte. Además, cabe destacar que su elección es cosa de un público de lo más heterogéneo: mujeres, hombres, ancianos, personas de mediana edad, casados o solteros. No suele ser habitual que una decisión sea compartida por un público tan grande.

El mercado de los manteles en España es mucho más interesante de lo que podríamos llegar a pensar como consecuencia de que está ligado, en buena medida, a la decoración del hogar. Los profesionales de Decomantel nos han indicado que las dos principales cuestiones que desean resolver los clientes en lo que respecta a la compra de uno de estos elementos es que, en efecto, su diseño encaje con la decoración del hogar y que esté confeccionado con un tejido (en la actualidad, prima la resina) que impida que se ensucien con facilidad.

Los profesionales de la hostelería piensan exactamente lo mismo

Otro de los públicos que suele ser habitual en lo que respecta a la compra de manteles es el que componen todos esos dueños de bares y restaurantes que tratan de hacer que su negocio goce de la mejor imagen posible para captar la atención de los clientes. Ni que decir tiene que saber escoger sus manteles es importante para conseguir esa atención y, precisamente por eso, atienden al diseño de los manteles. Y, por cierto, también suelen ser devotos de los manteles con resina para evitar las manchas en la medida de lo posible.

Lo que está claro es que el mantel es un elemento clave de la vida cotidiana en Occidente y que así lo va a seguir siendo durante muchos años más. Ni que decir tiene que cumple con una función clave, que es la de mantener a salvo de manchas a la mesa durante nuestras comidas o cenas y que, además, se ha erigido como uno de los elementos decorativos más importantes que podemos encontrar en el hogar. Y es que un mantel siempre destacará más si se adecúa al estilo decorativo del hogar en el que se encuentra.

Deja una respuesta