El mundo del motor, una fuente de inspiración para hacer un regalo especial

El mundo del motor, una fuente de inspiración para hacer un regalo especial

Ahora que estamos en unas fechas tan importantes y tan señaladas como son las de navidad, somos muchos los que buscamos un regalo para una persona especial, alguien a quien no queremos agasajar con un simple presente, sino que queremos dar lo mejor de nosotros mismos y sorprenderlo o sorprenderla. Para esa persona, siempre tardamos más en decidirnos que es lo que más le va a gustar y es que, en el fondo, tenemos miedo a no acertar y que piense que no le conocemos bien, sin embargo, la realidad es que hay una serie de regalos con los que siempre acertaremos. Todo comienza por tener clara cual es la afición que más le apasiona y, a partir de ahí, discurrir un poco y es que, de esta forma, en pocos minutos tendremos claro cual será el regalo perfecto. En el caso que hoy nos ocupa, tal y como os hemos adelantado en el título, os hablaremos del mundo del motor y es que a partir de aquí se nos abre un gran abanico, una enorme fuente de inspiración para regalar a nuestros seres más queridos.

Para aquellos que son aficionados al automovilismo o al motociclismo que les sorprendamos con algo relacionado con este tema significa algo especial. De hecho, si os paráis a pensar, a muchos de nosotros fueron nuestros padres quienes nos dieron las llaves de nuestro primer coche y, en ese preciso instante, la inmensa mayoría de nosotros lloramos de la emoción y es que esto significa que tenemos libertad para ir a donde nos apetezca, conocer mundo, divertirnos, quedar con amigos fuera de nuestra ciudad… en definitiva, nuestra primera muestra de que ya éramos adultos. Hoy en día, por suerte, Trans Thalia nos ofrece la posibilidad de volver a vivir ese momento tan especial y es que ellos son expertos en el transporte de vehículos por carretera, algo que, sin duda, para los que amamos el mundo del motor nos hace poder gozar de un coche que hayamos comprado en el extranjero o que sean ellos quienes nos lleven nuestro vehículo hasta un lugar tan mítico para nosotros como lo es Nürburgring Nordschleife. Allí gozaríamos de sentir a nuestro coche rodar al máximo en una pista que, a pesar de ser conocida como el infierno verde, es una meca para todos los aficionados al motor.

Os acabamos de dar una pista muy importante, un viaje a este trazado alemán es uno de los mejores regalos que le podéis hacer a un amante de las cuatro ruedas, sin embargo, si esa persona prefiere las motos, sus mecas serán más cercanas ya que os lo ganaréis comprándole una entrada para los grandes premios de Jerez o de Valencia de motociclismo. Pero si veis que estas opciones se os van del presupuesto, siempre nos quedará la opción de agasajar a esa persona tan especial con uno de los múltiples simuladores que existen para videoconsolas sobre uno de estos deportes. Un regalo más económico que, además de su edición normal, en algunos casos, como ocurre con la saga Gran Turismo, podemos encontrar en edición de coleccionista, por lo que, sin duda, con este regalo acertaremos seguro.

Si todavía se nos hace cuesta arriba uno de estos videojuegos, otra de las opciones más claras que tenemos es la de regalar una camiseta de la marca favorita de esa persona o, en el caso de que sea aficionado a un modelo de coche o moto o a un piloto en particular, pues de ese concepto. Además, en muchas tiendas de coleccionismo o de modelismo podemos encontrar maquetas o vehículos a radiocontrol que también nos pueden sacar del apuro, así como cumplen con las expectativas que esa persona tiene sobre nosotros.

Si tienes 45 millones de euros, tenemos el regalo perfecto para ti

No os lo decimos de broma, si vosotros tenéis la suerte de tener a mano 45 millones de euros, nosotros os proponemos el mejor regalo relacionado con el mundo del motor que podréis comprar en vuestras vidas. Se trata de una nave que está a las afueras de Vigo y que guarda más de un centenar de vehículos pertenecientes a uno de los empresarios más conocidos de la ciudad olívica. En ella podemos encontrar joyas como el Mercedes-Benz 540 K Roadster, un Pegaso Z 102 o numerosos coches de competición, entre otras muchas opciones, eso sí, solo al alcance de aquellas personas que tengan 45 millones para comprar la colección.

Deja un comentario