Tips para una mudanza fácil y rápida

shutterstock_1930784795(FILEminimizer)

Llevar a cabo una mudanza es una ardua tarea que a menudo suele resultar pesada y estresante. Si logramos organizamos de manera adecuada, conseguiremos realizarla un modo efectivo y práctico. Estos son algunos de los tips que puedes seguir para que tu mudanza sea más fácil y rápida.

Elige un equipo de mudanzas con antelación

Dependiendo de cuándo hayas planeado llevar a cabo tu mudanza, es posible que te resulte difícil reservar una fecha. La mayoría de las personas intentan mudarse los fines de semana, durante las vacaciones escolares o los días festivos. Planifica con tiempo tu mudanza y no tendrás problema.

Elabora una lista de tareas pendientes

Para evitar el estrés en la mudanza, haz una lista de todo lo que tienes que hacer y ordena los pasos que seguir. De este modo seguirás un orden y será más difícil que olvides alguna tarea.

Haz limpieza antes de empaquetar tus pertenencias

Deshazte de todo lo que ya no te sirva o haya dejado de gustarte. No es nada práctico que te lleves cosas que no necesitas.

¡Empieza cuanto antes!

Haz tu mudanza con tiempo, los últimos dos o tres días antes de cambiarnos de casa suelen ser bastante ajetreados, pero hay cosas que podemos ir guardando con anterioridad porque no las utilizamos diariamente como elementos decorativos, libros o ropa otras temporadas (guardar la ropa de verano si ya estamos en invierno y viceversa).

Empieza por los libros Si te gusta leer, deberías empezar por embalar tus libros. Los libros son pesados y ocupan mucho espacio, por lo que utiliza cajas de cartón fuertes y seguras. Los libros deben con el lomo hacia abajo y la parte de las hojas mirando hacia arriba.

Cuidado con cosméticos y productos de baño

Evita que los líquidos y los productos de aseo se viertan. Coloca papel film o plástico debajo del tapón, cerrando bien el orificio de salida. Así evitará accidentes.

Objetos frágiles

Pon especial atención a la hora de guardar los objetos más frágiles. Puedes empaquetarlos con papel de burbuja o papel de periódico. Lo mismo deberás hacer con espejos o cristales de muebles.

Utiliza bolsas de basura

Está claro que guardas tus enseres en bolsas de basura no es lo más glamouroso. Sin embargo, guardar en ellas objetos blandos como edredones, almohadas o peluches es una gran idea. Así, se ahorra espacio y, al mismo tiempo, se protegen otros artículos y muebles.

Organiza tu papeleo

Guarda todos tus documentos importantes, como pasaportes, escrituras de casa, testamentos y documentos de seguro en una sola caja o archivo para encontrarlos rápidamente. También puede ser una buena idea crear copias electrónicas de documentos importantes escaneándolos y guardándolos en un USB o en una cuenta de almacenamiento online.

De la misma manera, es recomendable hacer una copia de seguridad de los archivos de tu ordenador o de cámaras fotográficas. De este modo, si sufren algún golpe durante la mudanza, no te quedarás sin tus archivos.

Nombra las cajas para facilitar su identificación

Es recomendable escribir en cada caja la habitación de la que guarda objetos (baño, cocina, dormitorio, sala de estar…) De esta forma podremos controlar en todo momento lo que nos falta el mismo día de la mudanza.

Prepara un Kit esencial de supervivencia

Puede que la mudanza se alargue y permanezcas con tus cosas en cajas durante 2 o 3 días. Por ello deberías preparar un kit esencial de supervivencia para tener a mano objetos básicos: teléfono móvil, objetos de tocador, comida…

Limpia con conciencia tu nuevo hogar

Limpia tu nueva vivienda antes de la mudanza, de tal modo que cuando te instales sólo tengas que deshacer cajas y guardar cada cosa directamente en su sitio. También recomendamos que pintes tu nueva casa antes de colocar los muebles.

Deshazte de las cosas que no necesitas en tu nueva casa

En muchas ocasiones, algunas de las cosas que has decidido transportar a tu nueva vivienda no encajan en el nuevo espacio como habías imaginado o simplemente carecen de utilidad. Puedes venderlas, regalarlas a un amigo o, si tienen un alto valor emocional, quedártelas, siempre y cuando encuentres un sitio donde guardarlas.

Sigue todos estos consejos y tu mudanza resultará mucho más cómoda y efectiva.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos