Elegir pan artesanal

shutterstock_1747386791(FILEminimizer)

El pan es figura protagonista de la mesa familiar, no importa el momento del día, ni la ocasión, siempre buscamos acompañar nuestros platillos con un pan suave y caliente que se sienta como recién horneado.

Así, debido a su gran demanda, la industria panadera ha desarrollado diferentes formas de producción para brindar variedad según el gusto de cada comensal. Por ejemplo, hoy hablaremos del pan artesano y sus beneficios. Acompáñanos.

La panadería artesanal

La panadería industrial, aunque es la de preferencia tradicional y la que ha venido poniendo un pan en nuestra mesa por incontable cantidad de años, utiliza grandes cantidades de conservantes y aditivos, lo que además de no ser del todo bueno para nuestra salud, también es lo que hace que el pan se ponga duro al paso de las horas.

Por eso, para ofrecer opciones cada vez más naturales y beneficiosas para el organismo de los consumidores, la industria ha buscado desarrollar otras vías más orgánicas de ofrecer su producto. Una de ellas, es la panadería artesanal, la cual se jacta de elaborar los más deliciosos productos con solo agua, sal, masa madre y harina limpia, sin aditivos. Así, su sabor y cualidades los puedes comprobar al degustar su corteza crujiente, miga húmeda y olor inconfundible.

La masa madre se elabora con harina y agua que produce la fermentación del pan, obtenida después de los procesos de generación de ácidos y componentes aromáticos y su debido reposo… Así, la alternativa artesanal, a diferencia de la industrial, se caracteriza por mantener estos ingredientes libre de aditivos, además que durante los tiempos necesarios en los procesos de elaboración, se  añaden otros ingredientes naturales como aceite de oliva, semillas o hierbas para darle variedad sin intervenir en su calidad.

Sin embargo, muchas personas siguen optando por el pan industrial, quizá por el desconocimiento de los beneficios de la alternativa artesanal o por ciertos mitos que se han difundido sobre ella. Por eso aquí te comentamos algunas características del producto, para develar algunas falsas creencias y comenzar a venderte sus grandes cualidades:

  1. El pan no engorda. Siempre se dice que el pan es uno de los grandes enemigos de la dieta, haciendo que los consumidores preocupados por su figura lo eviten. Pero, la verdad es que si lo consumimos de forma racional, no romperá con nuestra alimentación balanceada. Lo que debemos hacer es incluir su consumo entre las 1.600 y 2.000 calorías que componen una dieta equilibrada.
  2. El pan es bueno para el estómago por su alto contenido en fibra. Aunque muchos piensan que este alimento tiende a caer pesado y dificultar nuestra digestión, más bien sucede todo lo contrario. Gracias a su alto contenido en fibra trabaja como un excelente regulador de nuestra flora intestinal
  3. Se trata de un aperitivo saludable. Siempre que consumas la cantidad de 100 gramos al día, y lo mezcles con otros alimentos saludables, como el aceite de oliva, tomate natural, etc., saciará tu hambre de una forma balanceada y nutritiva y te aportará la energía necesaria para tu desempeño diario. No importa cual sea la presentación del pan, integral, de centeno, avena, blanco… siempre es más sano cuanto más natural y artesano sea. Esto porque como dijimos anteriormente, el pan industrial está elaborado con grasas, azúcares y un sinfín de aditivos, que no ayudan a una alimentación equilibrada.
  4. Las semillas son buenas. Las semillas no aumentarán tus calorías, sino más bien los ácidos grasos saludables que tu cuerpo necesita, además de una  cantidad extra de fibra. Así, tienes semillas de sésamo, avena, chía, y muchas más para elegir.
  5. La masa madres es probiótica.  Los lactobacilos, presentes en el proceso de panificación de la masa madre, convierten al pan en un producto muy saludable.
  6. Es una gran fuente de energía. El pan elaborado con masa madre y poca levadura  es una gran fuente de energía y alimento para nuestro cuerpo. Además, es rico en proteínas y minerales como el magnesio, el potasio y el sodio.

Beneficios del pan artesanal

Como ya has visto, el pan artesanal, más allá de ser el enemigo de una dieta balanceada, es un alimento en verdad muy bueno para nuestra salud, solo que está rodeado de muchos mitos y falsas creencias.

Así, si te decides a darle una oportunidad, podrás disfrutar de muchos beneficios. Rincón del Segura, panadería industrial especialistas en la elaboración de rico pan artesanal, nos cuenta algunas de ellas:

  • Ayuda a una mejor digestión

Las bacterias presentes en la levadura del pan artesanal ayudan a la predigestión de todo el almidón presente en los granos, por lo que tu cuerpo tardará mucho menos tiempo en procesarlo.

  • Tiene mejor sabor y textura

La masa madre con la que se elabora el pan artesanal permite obtener una mejor textura y sabor, debido a, que se utilizan levadura y bacterias en el proceso de fermentación y elaboración, mejorando el contenido de fibra. De hecho, algunas panaderías usan cámaras de fermentación para potenciar el resultado, ya que estas controlan la humedad y la temperatura, de modo que se obtenga una fermentación  homogénea.

  • Contiene más ácido láctico

El pan artesanal contiene una mayor cantidad de lactobacilos que aquellos en los panes industriales. Esto quiere decir que nos permite una mayor absorción de minerales como el zinc, potasio y el magnesio, así como que hace más fácil la digestión.

  • Aporta mas vitaminas y minerales

La masa madre está llena de variedad de nutrientes, como lo son vitaminas (B1-B6 y B12) tiamina, folato, riboflavina, vitamina E, magnesio hierro, niacina, fósforo, potasio, calcio y zinc. Eso sin contar con su importante cantidad de ácidos grasos y proteínas, muy beneficioso para nuestra salud.

  • Ofrecen una opción sin gluten

Si es verdad que hay cientos de opciones sin gluten para casi todos los productos alimenticios de consumo en masa, pero es bueno saber que la panadería artesanal no nos obliga a buscarlas, pues durante el proceso de elaboración de sus productos, el gluten se descompone hasta convertirse en aminoácidos, y por lo tanto, alimentos listos para el consumo de los intolerantes al gluten.

  • Tienen un bajo índice glucémico

Aquellas personas que se someten a dietas para bajar de peso suelen abandonar el consumo del pan para no afectar su avance. Para su agrado, el pan artesanal tiene un bajo contenido glucémico, por lo que, este escenario no puede ser posible.

  • Conservación natural

Para la conservación de los panes elaborados por medio de procesos industriales se tienen que utilizar ciertos conservantes y aditivos artificiales, que son los que le causan daño a nuestra salud. Por el contrario, el pan artesanal cuenta con  inhibidores del crecimiento de moho, gracias al ácido acético qe interviene en su proceso de elaboración y que le permite conservarse de forma natural.

Finalmente, el pan artesano, en comparación con el industrial, ofrece mejor sabor y textura, más  minerales y vitaminas, y por lo tanto, una mejor digestión, lo cual no solo te llena de nutrientes y energía, sino que lo hace sin que subas de peso.

¿Cómo reconocer si un pan es artesano?

  1. El pan tiene que pesar. Aunque creas que eel peso no es una buena característica del pan, ya que después será difícil de masticar, los expertos panaderos dicen que es todo lo contrario: cuanto más pese en la mano, menos pesa en el estómago.
  2. La corteza tiene que ser crujiente. La corteza de un buen pan artesanal es de color pardo, más gruesa que la del pan industrial y muy crujiente.
  3. La ‘suela’ debe ser lisa. La base lisa de los panes indica que se han cocido en horno de piedra, mientras que los que la tienen en forma de rejilla significa que  se han cocido en horno con ventilador, el horno de la producción industrial.
  4. La miga debe tener agujeros grandes e irregulares. Los panes elaborados en hornos industriales suelen tener burbujas homogéneas pues esta es la forma en la que se distribuye el calor. Por el contrario, en los hornos artesanales la cocción se transmite casi desde la base del pan hacia adentro, provocando agujeros irregulares y más grandes.
  5.  Los procesos industriales crean fotocopias exactas de sus productos, mientras que en el pan artesano se crean cuidando uno a uno los productos, dejando ciertas diferencias en los productos que indican un trabajo más orgánico.
  6. Tiene que oler a pan. Ese olor a pan tan irresistible es un indicativo de que el alimento ha reposado el tiempo suficiente para que se desarrollen los ácidos orgánicos, que son  los responsables de ese olor.

Finalmente, se puede concluir que  el pan artesanal es un producto que da un valor extra a las panaderías que lo ofrecen, y a los consumidores que le dan un lugar en sus mesas. Las empresas por su parte, ahorran energía en sus procesos, además de mano de obra y espacio. Mientras que, por su parte, los consumidores, obtienen mayores cualidades y beneficios para su salud y disfrute.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos

Dar clases de piano a niños pequeños

Enseñar piano a niños pequeños puede ser una experiencia gratificante y estimulante tanto para el maestro como para el estudiante. . Para que los niños aprendan más rápido y mejor, es necesario que tengan una

Articulos populares