Colores para pintar las paredes del despacho

Colores para pintar las paredes del despacho

Muchas veces se suele decir que los colores influyen, y de qué manera en el estado de ánimo. Todo ello es importante cuando debemos ponernos a la decoración del despacho en nuestro hogar, pues los tonos elegidos, en especial en las paredes, como dicen los especialistas de Decolor.com deben ayudar a un mejor rendimiento y trabajo.

De igual forma, tenemos que elegir una serie de colores que puedan armonizar con la decoración y que nos gusten en el apartado estético.

Vamos  a continuación a ver más cosas sobre los colores que más se recomiendan a la hora de pintar las paredes en un despacho u oficina. No olvides, que elijas lo que elijas, tendrás que sentirte bien con ellos.

Blanco

El color blanco es un buen color cuando se quieren decorar las oficinas y despachos que no tienen demasiados metros, puesto que lo que hace es ampliar el espacio visual. De igual forma, es bueno también para los espacios donde escasea la luz de carácter natural, pues la luminosidad pasa a potenciarse.

No olvidemos otros temas como pueden ser la calma, el control, la objetividad o el orden. De igual manera, no olvidemos que el blanco tiene una gran ventaja pues llega a combinar con todo tipo de estilo o de color.

Gris

Es otro de los colores más recomendados cuando se quiere pintar espacios de trabajo, especialmente por su gran versatilidad, lo que hace posible que se pueda combinar de manera sencilla con otras tonalidades. Esto es bueno para las más modernas oficinas, pues es un color que da bastante elegancia. Aunque debemos decir que lo mejor es usarlo en las versiones que tienen más claridad, para que así el espacio disponible en lo visual no se reduzca, ni tampoco la propia luminosidad.

Azul

El color azul también es bastante demandado, en especial por muchas empresas. Se recomienda por ser magnífico en los sitios de trabajo de gran estrés, pues es de inestimable ayuda para nuestra tranquilidad. No olvidemos que muchos de los expertos más importantes en el campo de la psicología del color dicen que es ideal para todos los que necesiten de creatividad. Además es un color que colabora en gran manera para luchar contra la introspección, pues lo que si se trabaja solo, puede ser de gran utilidad en este sentido.

Verde

Este es otro de los colores más interesantes, pues tiene grandes ventajas, ayudando a concentrarnos, relajarnos y a ser más creativos. Por este motivo es bueno para todas las personas que en su trabajo lo que hacen es generar ideas o logran conquistar una serie de mercados nuevos, tales como los diseñadores o las agencias publicitarias.

Beige

Otro color que va magníficamente cuando estamos en trabajos de gran estrés, pues tiene grandes efectos en cuanto a la relajación, lo mismo que las tonalidades marrones. No olvides que el marrón, al tener un tono de mayor oscuridad, puede terminar haciendo que los espacios puedan parecer más reducidos y oscuros de lo que son.

El beige llega a ampliar más los espacios a nivel visual y da una sensación de mayor luz. Por otra parte, llega a combinar perfectamente con los muebles de tonalidades madera.

Naranja

El naranja es un magnífico color cuando se quieren pintar las oficinas, en especial donde el trabajo está basado en comunicar. Por eso, es grande, en los ambientes de trabajo, donde se hace necesaria la conciliación, negociación y escucha. Por este motivo, es mejor no utilizar tonos de naranja demasiado agresivos.

Amarillo

Dejamos para el final el amarillo, puesto que los profesionales especializados en un tema tan interesante como la psicología de los colores, dicen que son altamente positivos para la actividad cerebral y que estimulan en buena medida la comunicación, siempre, eso sí, cuando los tonos que se eligen no sean muy estridentes.

Una vez hecho este repaso por todas las tonalidades de color más adecuadas, te toca elegir a ti dependiendo de tus gustos o necesidades. Siempre es importante tomarse un tiempo a la hora de elegir el color de nuestra pared o del despacho, pues al final debe de durarnos unos cuantos años y ser nuestro compañero en las jornadas de trabajo más duro.

Además de una buena tonalidad, recomendamos siempre optar por pintura de calidad, pues la recompensa es una mejor durabilidad y el mejor aspecto del propio despacho, lo que siempre es positivo para los usuarios que necesiten un sitio donde trabajar y rendir bien. El despacho es un lugar donde pasaremos muchas horas, no tomemos decisiones a la ligera.

Deja una respuesta