Acepta tu rostro

Acepta tu rostro

¿Os habéis dado cuenta de cómo cambia la moda y, por ende, nuestros gustos? Cada uno de nosotros tiene una forma en nuestro rostro, y además de ello, hay quien tiene los rasgos muy marcados, hay quien tiene una nariz pequeña  y quien la tiene prominente, hay quien tiene labios gruesos y otros delgados, etc. Y en este sentido, nos pasa como con el tema del cabello, si lo tienes liso lo quieres rizado y si lo tienes rizado lo quieres liso, o pelirrojo, o rubio, lo que sea menos lo que tienes tú. Es normal, ha pasado toda la vida, pero no debemos olvidar que las modas cambian y tu rostro no.

Hemos hablado con la conocida clínica estética Beyou Salud y en cuestión de cirugía estética del rostro parece que lo más demandado es su rinoplastia en Murcia, y también la operación de blefaroplastia que también llevan a cabo en su clínica. Ambas operaciones tienen mucho que ver con la estética, por supuesto, pero guardan una diferencia notable, y es que mientras que la blefaroplastia es una cirugía que suele solicitarse pasada ya la cuarentena, la rinoplastia es una operación que suele querer más la juventud.

Para quien no lo sepa, la blerafoplastia se usa para corregir defectos en los párpados, como las bolsas o el descolgamiento de la piel que aparecen con la edad o el cansancio, de ahí que quien la demande sean personas que, como mínimo, sobrepasa los cuarenta años.

Tal y como nos han explicado en la clínica de medicina estética, no se trata solo de intentar vernos mejor por fuera, de estar más guapos y guapas, sino de esas personas que tienen complejos que están minando su estado de ánimo e incluso su salud y que gracias a este tipo de cirugía, consigue reponerse y mirar de nuevo con la cabeza bien alta.

Lógicamente la estética es importante, y sería ridículo pensar que no es así, pero ya no se trata solo de vernos mejor, sino también de evitar problemas psicológicos graves.

Los complejos

Y es que complejos tenemos todos, eso es algo obvio, pero a hay quien esos complejos les marcan la vida, como el niño o niña que tiene las orejas despegadas y en el colegio le hacen Bullying, o como esa chica de nariz aguileña que siempre ha tenido problemas para sentirse hermosa.

No obstante, hay muchas formas de disimular esas partes del rostro que no nos gustan. El maquillaje es una de ellas pero hay que saber usarlo. Hay quien piensa que lo que hay que hacer es esconder esa nariz que no nos gusta usando contouring pero los expertos indican que aunque esa técnica puede ayudar lo que hay que hacer no es “esconder” sino “resaltar” esos otros puntos faciales que sí nos gustan para que sean ellos los que capten la atención y no ese defecto que nos acompleja.

En otras palabras, mientras que hay quien oscurecería la nariz con maquillaje buscando hacerla parecer más pequeña jugando con las sombras, el experto lo que aconseja es iluminar la mirada y los pómulos, consiguiendo que san ellos los que destaquen en el conjunto del rostro.

Pero no todo se trata de maquillaje, también podemos utilizar accesorios o adornos para sentirnos más guapos. Por ejemplo, las gafas esconden el rostro mínimamente pero si eliges unas que se adapten perfectamente a la forma de tu cara conseguirás un efecto fantástico.

Según Gafas Chulas, quienes cuentan con un gran catálogo de marcas de gafas de sol polarizadas, podemos seguir los siguientes consejos a la hora de comprar unas nuevas gafas:

  • Rostro cuadrado: como ejemplo, la revista masculina Esquire nos dice que Brad Pitt tiene este tipo de rostro. Así que si te pareces algo a él ¡Enhorabuena! Y si no te pareces pero tienes esa forma de rostro, nos indican que las formas redondeadas, estrechas u ovaladas serán las que te den ese equilibrio que necesitan para armonizar todo el rostro.
  • Rostro redondo: y como ejemplo tenemos a Leonardo Dicaprio. Son rostros aniñados, pues recuerdan a las formas redondas de los bebés, y las gafas de líneas rectas son perfectas para ellos pues alargan la cara y equilibran a la perfección las facciones.
  • Rostro alargado: como nuestro vampiro favorito, o el más odiado (todo depende de quién mire), Robert Pattison. Para este tipo de rostro los mejor es utilizar gafas XL, cuanto más grandes mejor, pues ayudarán a minimizar la sensación de cara larga.
  • Rostro ovalado: como el de Ryan Gosling, a quien le quedan estupendas las gafas en general. Este tipo de rostro es muy agradecido y prácticamente le quedan bien cualquier tipo de gafas pero no elijáis gafas demasiado grandes, es mejor elegir cualquier forma de tamaño medio.

¿Y tú, qué tipo de rostro tienes?

Deja una respuesta