“Ya lo celebraremos con un buen vino”. Y es que todas las celebraciones, todos los buenos momentos que vivimos siempre están acompañados de un buen vino. Y En España podemos presumir de contar con la mejor gama. Y es que los hay de todos los colores y los sabores. Pocas veces encontrarás a personas que no les gusta el vino. Si no son enamorados del tinto, seguro que lo serán del blanco, y sino que queda el rosado. Y por supuesto todas las variedades.
Seguir Leyendo
No sé por qué hay tanta opinión diferente sobre el tema de la higiene dental en bebés y niños pequeños. Si preguntas a un dentista te dirá una cosa, si preguntas a un pediatra te dirá otra y ya no te quiero ni contar la de informaciones diferentes que puedes encontrar en Internet. Sin embargo, hay algo en lo que parece que sí se han puesto más o menos de acuerdo todos en estos últimos tiempos y es que el cepillado de dientes debe hacerse desde la aparición del primer diente de leche.
Seguir Leyendo
Cada día nos preocupa más el bienestar, la calidad de vida y ponemos mucha atención en los alimentos que consumimos. Sin embargo, cuando hablamos de llevar un estilo de vida saludable no se trata solamente de llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio, sino también a la práctica de hábitos de consumo conscientes. Por ejemplo, el cuidado de nuestra piel está directamente relacionado con el uso de productos que no perjudiquen la salud, pidiéndonos elegir aquellos que contengan menos químicos y que estén elaborados pensando en nuestro bienestar.
Seguir Leyendo
A la hora de criar a un niño son muchas las dudas y preocupaciones que suelen asaltar a los padres, principalmente a los primerizos, y que por tranquilidad acaban en la consulta del especialista. Según la Asociación Española de Pediatría (AEP) la aparición de fiebre en los niños más pequeños es el principal motivo de consulta en los servicios de urgencia de pediatría. Pero a diferencia de lo que muchos padres piensan erróneamente la fiebre en sí misma no es una enfermedad, sino una señal o un síntoma de que el niño no se encuentra bien, que su cuerpo está librando una batalla o combatiendo alguna infección o afección, por lo tanto, la fiebre puede considerarse como un mecanismo de defensa de nuestro organismo frente a los gérmenes.
Seguir Leyendo