Con las navidades a la vuelta de la esquina, o más bien dicho lanzándose como hienas salvajes a nuestra yugular, comienza la temporada de regalos. Esto es algo criticable, ya que me considero una de esas personas que critica las navidades por el consumismo y no por lo que significan. Y no estoy tratando de darle un significado religioso, que lo tiene para los creyentes, sino que estoy dándole un significado de unión familiar.

Seguir Leyendo