Lo que debes de saber sobre lencería de mujer

Lo que debes de saber sobre lencería de mujer

No es nada nuevo que la atención de las mujeres se gana siendo diferente, no hay mucha ciencia, para destacar tienes que ser diferente a los demás. En la mayoría de casos, ser diferente a los demás significa ser una persona que no tiene miedos y segura de sí mismo (que difícil es decir esto, y que difícil es cumplirlo)

Ponte hacer una lista mental de todos los regalos que le has hecho a las mujeres o hombres que han pasado por tu vida, y enumera todos y cada uno de los regalos que más ilusión te han hecho regalar, y los que más felices te han hecho. Si entre ellos no está la lencería, no te preocupes, es algo normal.

Es cierto que regalar ropa interior puede resultar algo absurdo, pero no es así. La realidad es que la sociedad de hoy en día ha avanzado mucho en este sentido, y ya no resulta un tema tabú el sexo desde los años ochenta. Esto es algo muy positivo porque permite expresarse con total libertad, y eso libera mucho porque tener dentro de ti un secreto que no puedes contar es duro.

Centrándonos en el tema del artículo, es verdad que los hombres tienden a hacer más regalos que las mujeres. Esto es una generalización y no deseo crear controversia con la afirmación, pero lo que es cierto es que los hombres suelen hacer más regalos para mantener la atención de la chica. Uno de esos regalos que nunca llegan es la ropa interior femenina, pero esto cambia a partir de este artículo, ya que vamos a contarte lo que debes de saber para poder regalar ropa interior femenina.

Un regalo diferente que se disfruta mutuamente

Salir a comprar un conjunto de lencería femenina no tiene porqué ser una misión imposible. Para empezar, como conoces bien a esa mujer que va a recibir el regalo, sabrás de sus gustos: desde diseños lisos, estampados, con blondas, de estilo sobrio o directamente sexy total. Aquí lo importante es regalar algo que le guste a ella, y puedes utilizar ideas propias, pero no compres solo lo que te gustaría que llevase.

Es un regalo que va a agradecer mucho porque es realmente personal, para ellas y escogido para que les guste. Demuestra además que has dedicado algo más que dos minutos en pensar y decidir su regalo. Es un regalo que resulta Ideal para Navidades, San Valentín y aniversarios significativos.

El único secreto es saber la talla: no da igual una que otra, ni el más o menos, y mucho menos lo de “pues debe ser como usted” a la dependienta. La talla está impresa en la etiqueta del sujetador y de la parte de abajo: boxer, tanga o braguita. Lo más fácil es la parte inferior. Coincide con la talla de pantalones y puede ser un número (38, 40, 44) o simplemente como las camisetas: S-M-L-XL. Esa etiqueta suele estar en la parte trasera de estas pequeñas piezas de ropa íntima.

La talla del sujetador es algo más difícil. Está formada por un número y una letra: contorno y copa. Por ejemplo, 95-C o 100-B. Ahí tienes que saberlo exacto porque no es lo mismo la 95-B que la 95-C. Me costaría un post entero explicaros lo que es la copa (la letra), dato que un montón de mujeres ni saben, y tampoco viene al caso. Basta con que lo averigües cuando ella no esté mirando la etiqueta de su sujetador.

Por último, con toda esta información solo te queda ponerlo todo en común y comprarle el regalo. Existen tiendas en las ciudades especializadas en ropa interior femenina, aunque si simplemente quieres coger ideas puedes acudir a tiendas online como Lencería Paqui, una tienda online que cuenta con las mejores colecciones de sujetadores Chantelle, y que está especializada en sujetadores reductores y ropa interior femenina y masculina.

Deja un comentario