En Carnaval somos del medievo

En Carnaval somos del medievo

Los carnavales son una de las fiestas más alegres y celebradas del año, tanto por niños como por adultos, y si lo que deseas es disfrutar e involucrarte plenamente en ellas lo que necesitas es adquirir un disfraz. En la tienda online de Carnaval y mucho más podrás encontrar un amplio catálogo de modelos, organizado por géneros y con temáticas de todo tipo, pudiendo elegir entre modelos tan diversos como trajes medievales o de época, de princesas, de brujas, superhéroes, piratas, mosqueteros, hawaianos, payasos…

La celebración de los carnavales no corresponde con una fecha fija en el calendario, sino que cada año cae en un momento distinto, guardando una estrecha relación con la Semana Santa, ya que entre ambas transcurren exactamente cuarenta días. A este periodo se le conoce como tiempo de Cuaresma, siendo la celebración del carnaval siempre anterior a la conocida semana religiosa. Esta fiesta tal y como la conocemos y celebramos hoy en día, según la mayoría de los estudiosos, procede de la Edad Media, por ello, esta temática es muy recurrente. Si deseas disfrazarte de un personaje medieval tienes que tener en cuenta que necesitas un tipo de indumentaria y accesorios muy característicos, acorde con el modo de vida y los gustos de la época. Veamos cuáles podrían ser los mejores personajes para disfrazarte y los más solicitados, así como sería su caracterización:

Para mujeres y niñas:

  • Reina, princesa o dama de la corte: estos trajes tal y como corresponde con el linaje y el estatus social que representan deberán estar elaborados con tejidos ricos y fuertes colores, adornados con grandes cinturones y decorados con perlas y ribetes de piel. En la cabeza se colocan accesorios como coronas, diademas, tocados, sombreros puntiagudos o cónicos…
  • Mesonera, posadera o tabernera: son personajes que representan a las encargadas o sirvientas de los establecimientos más populares como tabernas. Sus trajes son confeccionados con telas más humildes, aunque por su diseño pueden ser desde muy sexys a los más recatados.

Para hombres y niños:

  • Guerrero de la cruzada: un traje adaptado a esta época deberá contar con una camisa de malla, calzas, coraza… Teniendo como accesorios el yelmo en la cabeza, la espada, escudo, cinturones…
  • Posadero, tabernero: al igual que en el caso de las mujeres, su traje es sencillo compuesto por camisa, chaleco, pantalones, cinturón y bolsa para guardar las monedas, predominando los colores marrones, gris y negro.
  • Juglar o bufón de la corte: en caso de desear dar vida a alguno de estos personajes se debe tener en cuenta que eran unos artistas especializados en el entretenimiento. En el caso del juglar, su función era cantar en la corte y transmitir entre el público historias y leyendas. Su traje se puede recrear con tejidos coloridos y alegres, con una camisa, unos pantalones ajustados, cinturón y un gorro que puede ir adornado con cascabeles. Es importante añadirle algún instrumento musical.
  • Rey, príncipe y personajes importantes de la corte: utilizaban sedas y terciopelos teñidos en colores brillantes, adornados con encajes y ribetes de piel. Como buenos señores de la guerra, las espadas y escudos forman parte de este disfraz.

En caso de formar parte de una comparsa, se pueden incorporar elementos tan característicos de la época medieval como catapultas, arcos, ballestas, hachas, lanzas… con el fin de recrear la vida cotidiana, pues la guerra estaba integrada en el medievo.

Las celebraciones de carnavales más famosas de España

En nuestro país existe una gran tradición carnavalera a lo largo de toda su geografía siendo los más importantes los de las Islas Canarias, el de Cádiz y por supuesto el de Ourense, la capital de los carnavales en el norte de España. En este caso, a lo largo de la provincia gallega existe un triángulo mágico que corresponde a las villas de Xinzo de Limia, Verín y Laza, además de a la capital provincial. En estas tres villas existen además unos personajes propios de su fiesta que son Os Peliqueiros, Os Cigarróns e As Pantallas que a lo largo de toda la celebración dan color a las calles de las villas. Estas fiestas son las más importantes de la geografía ourensana y abracan cada año un periodo de aproximadamente un mes de duración desde que comienzan con el sábado do petardazo, que este año ha sido el 20 de enero y finalizan con el domingo de piñata que en este 2018 ha sido el 18 de febrero.

Deja un comentario