Consejos para montar tu propio bar de tapas

Consejos para montar tu propio bar de tapas

Emprender nunca es fácil. Mi consejo es estar muy seguro antes de lanzarse. Por ello creo que una buena forma de ayudaros si pensáis montar un bar es daros unos útiles consejos por la experiencia que tengo con mi hermano que montó uno.

¿Qué debemos saber para montar un bar?

Lo ideal al montar un bar es tener algo de formación. Mucha gente que se forma sale de las escuelas con menos formación de la que piensa directo a trabajar. Merece la pena estar un tiempo trabajando para alguien, no es necesario que nada más salir montes tu propio bar.

En el caso de que pongas un bar de tapas, platos típicos suele haber, caso de tortilla o croquetas, pero siempre se puede optar por distinguirse y ofrecer algo diferente.

Si en tu bar necesitas contratar a gente, seguro que te surgen dudas sobre si ser un jefe agresivo o un jefe colega. El mejor jefe has de tener claro que es el que consigue los resultados más efectivos de su gente. Existen personas que necesitan un jefe que pueda mandar mensajes claros y directos, otras les gusta que les trates con cariño todos los días. Deberás saber como tratar a tus trabajadores para sacar de ellos el máximo rendimiento.

Si pones una web o página de Facebook, no te comas demasiado la cabeza. Puedes llevar tu mismo la comunicación. Te tocará a veces responder preguntas y comentarios que haga la gente, que en la mayoría de las ocasiones te servirá para mejorar algunos puntos a mejorar del negocio.

En cuanto a la decoración, es un tema muy personal, algunos prefieren que llame la atención y a otros les gusta que sea funcional. Evidentemente la funcionalidad es clave, pero no es solo la comodidad que debe haber en la silla o la mesa. Existen sitios donde uno por lo que sea no está cómodo y quiere irse. Por lo tanto, lo mejor es recurrir a decoradores e interioristas. Ellos encontrarán la mejor vía para tu negocio.

A la hora de confiar en los materiales de tu negocio, lo mejor es siempre optar por la calidad. Algo tan vital como los vasos o las copas es mejor que compres material de calidad. En nuestro caso hicimos pedido a Giona premium glass y lo cierto es que estamos encantados con ellos. Merece la pena comprar buenos vasos y no tener que estar comprando unos cada pocos meses por ser de mala calidad. Eso al final lo notarás tú y el cliente también.

A la hora de tratar con el cliente, él siempre tendrá la oportunidad de decirte sus pensamientos y muchas veces esto puede ser una útil guía sobre la que trabajar. Hay que aprender a escuchar, siempre a la gente que tenga educación, claro está.

En los bares de tapas siempre se presenta la misma pregunta ¿debemos dar desayunos? Pues depende de si te es rentable. Algunas veces dar desayunos es una gran inversión en cuanto a luz, agua y acondicionar el local. Si montas todo para al final vender solo cuatro cafés, no va a salir rentable. El bar no deja de ser como cualquier otro negocio, rentabilidad ante todo.

Está claro que todos tenemos nuestra forma de hacer y de pensar, no hay recetas mágicas, pero si que intentar guiarse por una seriedad y disciplina en el negocio. Esto al final lo que suele traer es beneficios.

Algo muy importante y que realmente debería haberlo dicho al principio es destacar la importancia de elegir un local que esté ubicado muy bien en tu población. A veces por muy bien que trabaje uno si tu bar está en una zona “muerta” o por la que pasa poca gente, lo vas a tener realmente difícil para que la gente se anime a pasar por él.

Realmente si he llegado a conocer bares que estaban mal comunicados e iba gente, pero eran realmente buenos y corrió la voz, pero vuelvo a decir, que es partir en desventaja junto a otros.

Tanto si es para alquilar como para comprar, recomiendo que lo mejor es pasarse por la zona que quieras o te interese e ir viendo la oferta disponible o pasearte por las inmobiliarias que existan para ver si tienen algo que se amolde a tus necesidades. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario