Mis amigos siempre recurren a  mí si quieren comprar algo en Internet, mi madre recurre a mí, mis hermanos recurren a mí, incluso los conocidos sin confianza recurren a mí… Algunos dicen que es porque tengo muy buen gusto

Seguir Leyendo